Retorno a clases: destinos de naturaleza para visitar por fin de vacaciones

Comienza un nuevo año escolar, y para iniciar las clases con las mejores energías no hay nada mejor que disfrutar de un gran fin de vacaciones en los mejores lugares de naturaleza del Perú. Vive en familia nuevas aventuras como paseos en bote, trekking, avistamiento de aves, ciclismo, campamento y fotografía en las áreas naturales protegidas. El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) y sus guardaparques te esperan. ¡Elige tu opción más cercana para que no te quedes en casa!

TUMBES: El Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes

La costa del Perú se pone de moda por su majestuoso bosque de manglar. Este Santuario es ideal para la observación de aves, una actividad alternativa que todo niño disfrutará; además se verán tortugas de gran tamaño, mamíferos como el zorro, el oso hormiguero y el osito del manglar, y la demostración de la extracción del cangrejo rojo, mientras disfrutan de un imperdible paseo en bote o lancha por el área natural protegida.

Existen 2 rutas para recorrerlo, una convencional y la otra especializada, con una duración de 2 y 5 horas, respectivamente.

El dato: el Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes está a solo 30 minutos de la ciudad de Tumbes.

LIMA: El Refugio de Vida Silvestre Los Pantanos de Villa

Un destino ideal para visitar con niños y jóvenes. En medio de la ciudad de Lima, en el distrito de Chorrillos, encontramos un área protegida a la que llegan aves de diversas partes del mundo como miles de gaviotas de Francklin, espátulas rosadas, el pato media luna, flamencos, entre muchas otras.

El encanto de Pantanos de Villa es que no solo puedes recorrerlo a pie, sino también en paseos en bote para llegar a los miradores y encontrar el lugar ideal para desconectarte y deleitarte con la naturaleza.

El dato: el ingreso al área protegida es por la Av. Defensores del Morro (ex Huaylas).

AREQUIPA: El Santuario Nacional Lagunas de Mejía

Es una de las mejores áreas protegidas para vivir una aventura costera en familia. En las rutas de este Santuario encontrarás observatorios para detenerse y disfrutar de las aves que llegan desde todo el mundo como flamencos, espátulas rosadas, gaviotas la garza azul, entre otras. La experiencia va acompañada de caminatas fáciles para los niños y la posibilidad de recorrerla en bicicleta. El recorrido completo tiene una duración de entre 2 y 3 horas.

Al llegar, no dejen de visitar el Centro de Interpretación del SERNANP, donde los guardaparques te explicarán previamente la importancia del Santuario para que disfrutes mejor el recorrido.

El dato: el Santuario Nacional Lagunas de Mejía está a solo 3 horas de la ciudad de Arequipa.

LAMBAYEQUE: el Santuario Histórico Bosque de Pómac

La magia de un bosque milenario. ¿Sabías que la cultura Sicán dejó en Pómac una huella imborrable de su riqueza cultural? Descúbrelo junto a tus niños visitando sus casi 6,000 ha de bosques de algarrobos en bicicleta.

Este destino despierta un gran interés por sus cuatro grandes rutas turísticas: la Cortarrama, la Golondrina de Tumbes, el Rio Viejo y el Bosque y pirámides de Tumbes. Además, es una visita obligada si se quiere avistar aves como el pájaro carpintero, el turtupilín, la cortarrama, la golondrina de tumbes, el huerequequeminero peruano, el gavilán bicolor, el ruiseñor y la chilala, entre otras. La experiencia es única si se combina con actividades de trekking, fotografía, ciclismo y las visitas a la huaca la Merced y el Museo de                                                                                                                                                                                                                    Túcume.

El dato: el Santuario Histórico Bosque de Pómac está a solo 45 minutos de la ciudad de Chiclayo.

HUÁNUCO: El Parque Nacional Tingo María

El «Hogar de La Bella Durmiente», que se asemeja a la silueta de una joven doncella que descansa sobre la hierba. Internarse en su frondosa vegetación con cavernas subterráneas como la famosa “la Cueva de las Lechuzas” será una experiencia que ningún niño olvidará.

Esta aventura viene acompañada de caminatas de dificultad baja, observación de estalactitas y estalagmitas, avistamiento de formaciones rocosas milenarias y la visita a la catarata Gloriapata donde podrán ver en su hábitat natural al gallito de las rocas.

El Parque cuenta con cuatro sectores que ofrecen diversas actividades: “Cueva de las lechuzas”, “Tres de Mayo”, “Juan Santos Atahualpa” y “Catarata Quinceañera”.

El dato: el Parque Nacional Tingo María está a solo 30 minutos la ciudad de Tingo María.

OXAPAMPA: El Parque Nacional Yanachaga Chemillén

Aventura que no podrás dejar de vivir cuando estés al pie del cañón más profundo de la selva central. Recorre en familia la ruta de las orquídeas, Robin Foster, el camino de Colonos Austro Alemanes y el sendero Pan de Azúcar. Tampoco, el mirador Paujil, Cruzadero venado, la colpa lobo, la Laguna luna llena y el circuito “las cavernas”.

Cada ruta te regala nuevas experiencias como campamento, buceo, caminatas diurnas y nocturnas con bajo nivel de dificultad y observación fauna como: gallito de las rocas, ardillas, monos, sacahavacas, venado rojo, majaz y nutria de río, todos en su hábitat natural.

El dato: el Parque Nacional Yanachaga Chemillén está a solo 10 minutos de la ciudad de Oxapampa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: