Parque Nacional Huascarán apuesta por Ecoturismo Rural

Marcando un hito en la conservación del Parque Nacional Huascarán (Áncash), la comunidad campesina de Vicos, ubicada al interior de esta ANP, manifestó su compromiso y decisión de erradicar la presencia de minería ilegal en la Quebrada Honda, apostando por su conservación y el desarrollo de actividades económicas sostenibles como el turismo rural comunitario.

Esta decisión es fruto de un arduo trabajo de sensibilización de ocho años liderado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) en coordinación con la Dirección Regional de Energía y Minas de Áncash y los líderes y pobladores de esta comunidad; buscando concientizar a la población local sobre la importancia de conservar los recursos naturales que constituyen oportunidades de desarrollo cuando son aprovechados de manera sostenible y formal.

Como primer paso para erradicar la minería ilegal en esta zona, se realizó un recorrido en campo para evaluar los daños ambientales en esta quebrada. En la diligencia participaron guardaparques y especialistas del Parque, los dirigentes y pobladores de la comunidad, funcionarios de la Dirección Regional de Energía y Minas, la Dirección Regional de Turismo del Gobierno Regional de Áncash, la Subprefectura distrital de Marcará y la Policía Nacional del Perú.

Asimismo se realizó una visita a la laguna Paccharuri, a fin de identificar su potencial turístico e iniciar las acciones para la puesta en valor de la belleza paisajística de este sector y convertirlo así en un nuevo ejemplo de emprendimiento colectivo local similar a Unidos Venceremos, comunidad campesina pionera en esta área natural protegida en desarrollar un turismo responsable, formal y ordenado, que ha contribuido a la conservación y gestión efectiva del Parque, así como al desarrollo y mejora de la calidad de vida de sus pobladores.

El próximo paso será establecer de manera conjunta un plan de trabajo que tenga como objetivo restaurar los espacios degradados e identificar y promover actividades sostenibles para la conservación del Parque y el desarrollo de esta comunidad.

El dato

En el 2018 el Parque Nacional Huascarán registró 378,440 visitantes, de los cuales 41% (154,229) visitaron el sector Llanganuco que es administrado por la comunidad campesina Unidos Venceremos. De esta manera, la actividad turística ha permitido incrementar los ingresos anuales de la comunidad en hasta 150 mil soles y ha generado puestos de trabajo a más de 400 comuneros que de forma rotativa se dedican a la venta de comida y artesanías, paseo en botes, alquiler de servicios higiénicos, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: