Punta Rocas se convierte en el nuevo escenario del surf mundial

Tras los triunfos peruanos que llegaron como olas, uno tras otro, a nuestras orillas, el Centro de Alto Rendimiento del Surf de Punta Rocas –donde se llevaron a cabo las competencias de los Juegos Panamericanos– quedará como legado permanente, volviéndose un polo mundial del Surf.

Además de las medallas de oro, plata y bronce obtenidas durante la histórica contienda de ayer, dicho centro, cuyas áreas han sido todas diseñadas para darle la cara al mar, quedará como parte del impresionante legado de infraestructura de Lima 2019. Este incluirá diversos espacios de entrenamiento, esparcimiento y una tribuna permanente de graderías fijas para 700 personas, y es uno de los pocos centros de Surf que está inmediatamente frente al mismo mar, a la altura donde está la rompiente que provoca las olas que los deportistas pretenden domar con sus tablas.

La torre de jueces, que se usó durante las competencias, consta de tres niveles, los cuales fueron usados por los atletas, broadcast, jueces, organizadores y familias. Sin embargo, esta zona podrá ser utilizada en el futuro para darle sostenibilidad al CAR, a través de su concesión a restaurantes, heladerías, cafeterías, etc.

Dicho complejo fue diseñado, en toda su amplitud, para que la gente de todos los distritos aledaños pudiera disfrutar de un malecón de acceso libre, que unifica Punta Negra, Punta Hermosa y San Bartolo, y que terminará en una gran plaza pública. 

En la pared de este llamado ‘malecón de la fama’, además, se pondrán las huellas de nuestros deportistas más destacados, pues además de las medallas panamericanas, el Perú cuenta con 11 títulos mundiales, siendo potencia mundial del Surf. Este desemboca en la Plaza del Tablista, donde está pensado que los fines de semana se puedan realizar ferias de comida, teatro en la calle, activaciones, entre otras actividades.

CENTRO DE ALTO RENDIMIENTO

Sin embargo, la zona que reanudará su construcción este miércoles (se trata de un gran proyecto a largo plazo, que no era parte de la infraestructura necesaria para las competencias de Lima 2019), incluirá un gimnasio de última generación; una piscina semiolímpica de 5 metros de profundidad, diseñada exclusivamente para hacer apnea (resistencia bajo el agua); una rampa de skateborad, diseñada para tablistas, con olas de cemento para simular los movimientos de surf con el skate; y un albergue de 36 habitaciones que podrá alojar deportistas provenientes de provincias. 

Además, dicho espacio incluye un almacén para tablas y wetsuits, una cancha de arena para hacer deportes como vóley, fútbol y rugby playa, así como oficinas para el cuerpo técnico, el personal administrativo, y un centro médico que podrá ser usado para la investigación de medicina deportiva.

Los usuarios naturales de este CAR son los integrantes de la selección nacional del Surf, pero cualquier ciudadano que quiera disfrutar de estos espacios podrá acceder. Cabe mencionar que, como en cualquier sede de Lima 2019, todos los espacios son accesibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: