Kambell, una peruana con proyección

Por: Cecilia Portella Morote

Un mercado gastronómico como el peruano, que encuentra en cada ocasión la forma de hacerse lucir, requiere de complementos que lo ayuden en ese camino hacia la cima.  El trabajo no se hace de manera individual, una cocina con buenos insumos, sin duda elevan su categoría, si a ello le sumamos la destreza y creatividad de los cocineros, las técnicas novedosas que van perfeccionando resultados, y sin duda, el servicio que debe coronar la tarea, entonces hablamos de un mercado gastronómico sumamente competitivo.

Sin embargo los sabores necesitan de acompañamientos y texturas para brillar, en ello el bien llamado maridaje cumple también un rol muy importante.  Hay formas de combinar, pero también hay momentos para hacerlo.  Las comidas diarias o las que se realizan en días festivos difieren precisamente entre ellas, ya sea porque forman parte de lo cotidiano o porque se convierten en agentes adicionales de celebración.

En este camino, la cerveza artesanal en Lima ha comenzado a desarrollarse como un nicho exclusivo para emprendedores.  Estos se han organizado en grupos, asociaciones, cofradías y hasta entusiastas, que poco a poco van descubriendo las bondades de una bebida generosa y compatible con nuestra gastronomía.

En catas, maridajes, festivales y hasta en ciertas reuniones hemos probado algunas marcas.  Y entre una y otra, encontramos Kambell, cerveza artesanal.   Discreta, muy fresca y refrescante,  y absolutamente oportuna llegó a nuestra mesa hace ya algunos meses, y desde ese momento, quedó en nuestra mente.

Aunque nuestro país no es precisamente uno de los más cerveceros del continente, si es uno de los que más se precia de elegir bien el acompañamiento, a la hora de comer.  La cerveza artesanal, al igual que la industrial, es una bebida que apela a la amistad, al regocijo, a las celebraciones cotidianas y a esa manera  tan peculiar de ser compartida.  Y Kambell no escapa a la regla.

Cuatro estilos son los que marcan el despegue y la proyección de Kambell.  “Después de hacer un largo estudio de mercado, con pruebas en distintos públicos y en variados escenarios, creemos que nuestro producto, está principalmente dirigido al sector que le gusta comer bien y que busca en nuestra cerveza artesanal, la mejor forma de maridar y acompañar nuestros platos” dice con la experiencia del caso, Hamber Mattos, empresario que, apasionado en el tema de la cerveza, decidió emprender con seriedad, la aventura de Kambell.

Cobriza, suave y muy versátil, encontramos a la primera de las cuatro, una Red Ale, que se deja tomar desde el primer sorbo.  Su temperatura complementa la frescura que se requiere y sea desde el vaso correspondiente o desde su presentación en botella, su sabor suave y ligeramente acaramelado, acompaña, no contrasta, como bien pudieran hacerlo otros estilos.

De color oscuro, casi similar a la conocida “malta” o cerveza negra, encontramos la Stout.  De sabores más definidos y para cualquier hora del día o de la noche.  Beberla es un placer para los sentidos; el café y el cacao marcan los aromas de esta artesanal.

Una más parecida a las tradicionales cervezas, pero solo en color, aunque ligeramente de color más turbio, es la India Pale Ale.  Gracias a sus bondades, creemos que la IPA,  es la ideal para reuniones un poco más amplias, donde se siente realmente lo que cada uno de sus componentes realiza en el proceso de fermentación, maceración y servicio.  Los conocedores cerveceros pueden deleitarse en ella, sin lugar a dudas.

La cuarta, aún en proceso de preparación es la Kolsh, un estilo que creemos, puede asentarse en restaurantes y convertirse en cómplice de los sabores peruanos.  Cuatro formas diferentes de entrar en el mercado, pero sobretodo en la preferencia de los paladares que están ávidos de nuevas experiencias gastronómicas.

El cuidado y la pulcritud con que Hamber Mattos y su equipo trabajan cada estilo de sus cervezas, denotan que van con todo, hacia la preferencia del público.   Desde ya, están presentes en eventos exclusivos en un mercado un poco más exigente.  “En barriles podemos llegar con Kambell para animar en los eventos sociales y corporativos que ya han requerido de nuestros servicios.  Es muy satisfactorio recibir las opiniones de nuestros clientes y mucho mejor cuando estos vuelven a llamarnos y recomendarnos.  Eso nos indica que vamos por buen camino”.

Y el camino es largo y Hamber Mattos lo sabe, pero cuando una pasión se hace parte de la vida de alguien que se toma con responsabilidad los retos, el cielo es el límite.

IMPORTANTE: Kambell Cerveza Artesanal está disponible en botellas de 330 ml y en barriles de 20, 30 y 50 litros.  Y pueden hacer sus pedidos a los teléfonos 999235657 / 947057433.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: