Ciudad de Panamá a puertas de convertirse en una «smart city»

El país está encaminado a convertir la ciudad de Panamá en inteligente o ‘smart’, una urbe donde sus habitantes perciban una armonía entre lo económico, lo social y lo ambiental, y para ello, se prepara en el uso de TIC.

El uso de las tecnologías de la información y de la comunicación o TIC por sus siglas, son fundamentales para lograr que la ciudad inteligente garantice: Un desarrollo sostenible y un incremento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Ante esa realidad, la Cámara Americana de Comercio (AmCham) y el Comité de Bienes y Raíces desarrollarán el VII Foro de Bienes Raíces #SmartCityPanama el próximo 4 de agosto.  El objetivo del foro es promover una agenda común entre sector público, privado y la sociedad civil en materia de innovación TIC, desarrollo sostenible, movilidad y servicios urbanos para hacer de Panamá una ciudad inteligente en beneficio de una mejor calidad de vida para sus ciudadanos.

PRIMEROS PASOS

Los preparativos para que Panamá sea una smart city no son recientes. Solo en mayo de 2016, la vicealcadesa del distrito de Panamá, Raisa Banfield, presentó ante la Cumbre Mundial Inmobiliaria, organizada por la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (Fiacbi), el tema «Ciudades inteligentes: la visión de la ciudad de Panamá».  En ese momento, Banfield dijo que se avanzaba en los proyectos del plan maestro para lograr una ciudad sostenible y resiliente.

Allí la vicealcaldesa explicó sobre la reubicación de los buhoneros, el saneamiento de la ciudad y la Bahía de Panamá, la rehabilitación de barrios como Curundú, más espacios verdes y de aprovechamiento, reducción del consumo de energía y herramientas para minimizar la vulnerabilidad de áreas como Juan Díaz, como otras áreas que darán paso a una ciudad más sostenible.

No obstante, Rafael Espinal, de la trasnacional francesa Schneider Electric, considera que la ciudad de Panamá necesitará unas dos décadas más para reunir el nivel de «inteligencia» que se requiere para ahorrar 30% de la energía que se consume actualmente.

El experto señaló que los principales retos de Panamá en materia de su conversión a una ciudad inteligente son los temas de ahorro energético y distribución del agua, pero que el concepto también implica trabajar en otras áreas como la reforestación urbana, el transporte y la relación entre los ciudadanos y las instituciones.

EJEMPLOS DEL MUNDO

Las aplicaciones de redes eléctricas inteligentes enfocadas en robustecer la sostenibilidad y resilencia de las ciudades son necesarias para que ese asentamiento se unifique en el anhelado 2.0, así lo explicó Francesco Naso, especialista de nuevas soluciones de negocio de Enel.

Según Naso a través de «la gestión conjunta de servicio de energía, agua, transporte y salud, la optimización de recursos, estabilización del sistema para el mejor aprovechamiento de energías renovables y así como las condiciones regulatorias y técnicas necesarias para permitir la incorporación de estas tecnologías».

Y es que la ciudad capitalina se prepara para situarse en el 2.0.  Desde enero de 2017, la ciudad capital ofrece de forma gratuita el servicio tecnológico Smart City, un concepto que consiste en el uso de WI-FI, pantallas digitales en la paradas y la instalación de pequeñas antenas de amplificación de cobertura para dar un mejor servicio a la comunidad. Este proyecto lo promueve la Alcaldía de Panamá, junto a la multinacional francesa JCDecaux y la empresa de internet WIGO.

En una entrevista con La Estrella de Panamá el experto recordó algunas experiencias de ciudades inteligentes ubicadas en Italia, España y Latinoamérica.  En Málaga, Enel logró la meta de 20% de ahorro de energía; asimismo en Santiago de Chile -posicionada como una de las ciudades más inteligentes de América Latina- gracias a los proyectos de automatización de hogares, calefacción a través de energía solar, transporte masivo electrificado y Wi-Fi gratuito, beneficiando a más de 8.5 millones de personas en estas dos ciudades.

El ejecutivo de la multinacional italiana detalló que «el concepto de ‘smart grids’ está siendo implementado exitosamente en ciudades latinoamericanas como como Bogotá, Lima y Santiago, donde se han hecho inversiones considerables en la instalación de medidores inteligentes, alumbrado público y estaciones de carga para vehículos eléctricos», dijo Naso. «En Enel vemos grandes oportunidades de desarrollo para estas tecnologías, en miras a propiciar ciudades más sostenibles»

¿QUÉ ES UNA CIUDAD INTELIGENTE?

El término de ciudad inteligente surgió durante la década de los años 70 del siglo XX, como una manera de utilizar el rápido desarrollo tecnológico a favor de la mejora de la calidad de vida de los habitantes de los conglomerados urbanos.

El secreto de las ciudades inteligentes, de acuerdo con Isaac Martín Barbero, director de la española ICEX, es la capacidad de la ciudadanía y de las instituciones a su servicio, de saber qué está pasando.

El concepto también implica, según los teóricos, un gobierno honesto y abierto, innovación tecnológica, sustentabilidad económica y participación ciudadana.  Esta última se facilitaría con la creación de espacios de intercambio y participación, con canales como e-government, open data, digitalización de trámites gubernamentales, la tecnología y el capital humano.

Panamá ha hecho varios avances en materia de inteligencia al servicio de la calidad de vida.

Anabel Broce, directora nacional de Arquitectura Tecnológica de la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG), manifestó que Panamá desarrolla una plataforma que en estos momentos se encuentra en plan piloto, y la que integrará diversos sectores económicos, así como la información de diversas instituciones en aplicaciones de participación ciudadanía, entre ellas: agropecuaria, seguridad pública, protección civil, bomberos, entre otras.

 

Fuente: La Estrella de Panamá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: