Tumbes Mar: 23 años impulsando la gastronomía regional

Por: Cecilia Portella Morote

 

Allá en el norte, por donde empieza nuestro país, la riqueza está latente, bosques y manglares, la generosidad de su pueblo y un mar rico en especies, dibujan la geografía de Tumbes.  Una provincia que aprovecha sus recursos naturales y los pone a disposición de sus hijos.

Y es un hijo grato aquel que lleva consigo sus costumbres, sus raíces y sus productos para mostrarlos, compartirlos y potenciarlos.  Este es el caso de un hombre caracterizado por su alegría, amabilidad y mucho de gratitud con su pueblo, que conocimos hace más de una década y que ahora con sus años de experiencia volvimos a visitar para deleitarnos de lo mejor que en su casa, la reconocida Cevichería Tumbes Mar, se prepara.

Luis Noblecilla, empresario gastronómico, vio nacer hace 23 años su primer restaurante dedicado a las delicias del mar y de los manglares tumbesinos.  Empezó con mucha ilusión y con algunas cuantas mesas, en la avenida Rosa Toro, en San Borja.  Hoy convertida en el epicentro de las cevicherías más variadas de Lima.

Es cierto que la riqueza de nuestro mar reparte generosamente a todos por igual, sin embargo la particularidad de Tumbes, está en los manglares, un área protegida, verdaderos criaderos de especies de flora y fauna, que se constituyen en un tesoro preciado a lo largo de sus casi 30 kilómetros de extensión.  Es un verdadero gestor de frutos que provee de variedad, proteína y delicia, a cada uno de los platos que Tumbes Mar ofrece en su carta.

Ninguna empresa sería exitosa si no tuviera un líder que tenga la muñeca para llevar de la mano el emprendimiento.  Institucionalista, pero sobretodo regionalista, es como se considera Lucho Noblecilla, quien gracias a su generosidad, le ha devuelto en varias ocasiones a su pueblo, lo mismo que su tierra le ha brindado.  “Hay que ser agradecido y no olvidarse de su raíces”, esboza nuestro amigo.

Cangrejos, langostinos, pescados como el mero y el robalo y las infaltables conchas negras, es lo que corona la carta de Tumbes Mar.  “Actualmente seguimos en Rosa Toro, en un local mucho más amplio y con estacionamiento propio; también abrimos hace pocos años en La Molina, en plena avenida La Fontana, donde también los grupos y familias tienen la seguridad del estacionamiento para sus autos; y durante el verano en la playa Los Pulpos, Km. 41 de la Panamericana Sur.

Los sabores de Tumbes Mar evocan la verdadera cocina regional de Tumbes y, todo el norte costeño del Perú se ve representado en su carta diversa y para todos los gustos: Ceviches variados, Leche de Tigre, Choritos a la chalaca y demás entradas o abrebocas, juegan un rol refrescante frente a platos más elaborados como el tradicional majarisco, una apetitosa causa crocante o un sudado de tramboyo, cálido y sustancioso.

También se encuentran opciones de platos norteños criollos, como el cabrito con frejoles; el arroz con pato, humeante y generoso; o algún chicharrón mixto, infaltable y muy solicitado entre los asiduos visitantes del restaurante.

“Nuestro público ya nos conoce y tenemos para ellos, la atención de siempre, amigable y personalizada.  Y quienes no nos conocen, estamos seguros que volverán, porque deleitaremos su paladar y colmaremos las expectativas que tienen, con nuestros platos y nuestra atención”.

Durante estos 23 años Tumbes Mar ha recibido reconocimientos que lo enaltecen y que no hacen más que reconocer el trabajo que ha realizado Luis Noblecilla, quien con su familia, sigue emprendiendo y creciendo. Llevando los sabores regionales de Tumbes a todos sus visitantes, entre los que también se encuentran muchos extranjeros.

Su mística se ha ido consolidando al recibir entre sus colaboradores, jóvenes de diversas escuelas, algunos extranjeros que desean conocer los secretos de la cocina regional tumbesina, que interactúan con experimentados cocineros que vienen trabajando con él, casi desde sus inicios, y en quienes ha sembrado el amor por el trabajo, y por la región que tanto les provee.

Tumbes con su generosidad se entrega, cada día, en las mesas de Tumbes Mar.

 

Locales: Donde atienden de lunes a domingo desde el mediodía hasta las 5:30 pm

Av. De La Rosa Toro 1149, San Borja, Lima  (Reservas: 346 1090) 

Av. La Fontana 1249, La Molina, Lima  (Reservas: 348 6032).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: