Puno: la apuesta turística que revolucionó a la comunidad de Yanico

Sabino Coila Apaza, de la comunidad puneña de Yanico (a 30 minutos de la ciudad), fue guardaparque voluntario de la Reserva Nacional del Titicaca durante cuatro años. En ese tiempo, convivió con las totoras, las plantas más representativas del lugar, y las más de 40 especies de aves, entre residentes y migratorias, que alberga esta área de conservación natural.

Esta noble labor no solo lo llevó a cuidar y a valorar estos recursos, sino, además, a identificar una oportunidad de negocio sostenible para él y su comunidad: el avistamiento de aves. “Cuando fui guardaparque, observé que muchas personas visitaban la reserva para estudiar o tomar fotografías a las aves. Investigué y supe que esta actividad no solo atraía a estudiosos del tema, sino también a turistas”, contó.

La idea de hacer turismo era algo que lo entusiasmaba, teniendo en cuenta que Yanico se dedica, principalmente, a la ganadería y a la agricultura “Vi que el avistamiento de aves podría cambiarle el rostro a mi comunidad”, sostuvo. Sabino empezó a trabajar en el proyecto; sin embargo, ante la falta de dinero, pensó que su negocio no se concretaría.

Las esperanzas volvieron a él cuando, a través de su amigo y socio José Wilfredo Mamani, se enteró de los fondos concursables que ofrecía el programa “Turismo Emprende” del Mincetur. Formó la Asociación Birdwatching Titicaca, conformada por siete familias de su comunidad, y, bajo esa denominación, postuló en el rubro de operación turística a la edición 2018 de este concurso nacional.

El proyecto que presentó, en representación de la asociación, consistía en la prestación del servicio de avistamiento de aves en los alrededores del río Willy, uno de los afluentes del lago Titicaca. Grande fue su sorpresa cuando tomó conocimiento que resultó ser uno de los ganadores de Turismo Emprende. “Fue un sueño hecho realidad”, recordó.

Gracias a este programa, Sabino y los miembros de su comunidad recibieron asesoría técnica sobre la actividad de birdtwaching, así como de camping, a fin de brindar una oferta de calidad al turista. También adquirieron carpas, bolsas de dormir, colchonetas, mesas, sillas, un baño portátil, cámaras fotográficas, binoculares, entre otros objetos necesarios para implementar el negocio.

En noviembre del 2019, Birdwatching Titicaca empezó a funcionar. Comenzó a recibir turistas deseosos de conocer al zambullidor del Titicaca, a las parihuanas y a todas las aves que habitan permanente o temporalmente en el lago navegable más alto del mundo. No obstante, debido a la pandemia generada por el COVID-19, los planes de promoción del negocio se suspendieron.

Pese a esta situación, Sabino se muestra optimista. “Somos pioneros en el sector turismo. Con nuestro negocio hemos motivado a muchos compañeros de la comunidad a vender artesanías, poner restaurantes y a algún hospedaje. La pandemia pasará, pero nosotros estaremos listos para desarrollar la actividad turística en Yanico”, asegura.

Para conocer más sobre Birdwatching Titicaca, pueden visitar la siguiente página:

https://www.facebook.com/Bird-Watching-Titicaca-2341126052622138

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: