Empresarios hoteleros solicitan, al gobierno, aplazar el pago de crédito Reactiva Perú

Ricardo Bracale, vicepresidente de la SHP (Sociedad de Hoteles del Perú) manifestó que, al acercarse la fecha del inicio del repago de los créditos de Reactiva Perú y sin contar con una alternativa concreta de revertir la situación nefasta que actualmente vivimos, recordó que las empresas hoteleras se vieron en la necesidad de tomar los créditos de Reactiva para poder subsistir, no romper la cadena de pagos y mantener su fuerza laboral, esto con un horizonte de corto plazo esperando poder reanudar sus actividades, lo cual, casi 12 meses después, no ha sucedido.

“Es vital para la industria hotelera aplazar el re pago de estos créditos Reactiva por 24 meses y encajar el repago de estas deudas con el inicio de la reactivación del turismo”, planteó urgentemente.

Al respecto, el empresario hotelero declaró que el gobierno debe tomar las siguientes medidas económicas:

  1. Suspender temporalmente el pago del ITAN (Impuesto a los activos netos): Los hoteles a pesar de tener pérdidas nunca vistas, siguen financiando al estado cada mes a través de este impuesto que grava sus activos. Cómo es entendible, los hoteles tienen grandes activos (edificios y equipos) que son grabados por este impuesto que antes se podía deducir del adelanto del impuesto a la renta pagado cada mes. El 2021 y los siguientes años serán años de pérdidas importantes y para los hoteles seguir financiando al estado todos los meses es una imposición injusta e imposible de atender.
  2. Reducción temporal del impuesto predial: La pérdida temporal del valor de los hoteles no se ha visto reflejada en los pagos del impuesto predial. Las municipalidades se siguen financiando de una actividad que lucha por sobrevivir. Es imprescindible reducir la tasa de forma temporal a fin de ayudar a los hoteles a mejorar sus finanzas y concentrase en reinstituir a su fuerza laboral.
  1. Flexibilización temporal del empleo: los hoteles tienen y tendrán altos y bajos en su ocupación pues ésta es inestable y no pueden dar empleo continuo a su personal. Muchos de ellos tienen gran parte del personal suspendido y levantar la suspensión de labores significaría re incorporar a sus colaboradores de forma permanente, lo cual no es ni sería sustentable económicamente durante por lo menos el 2021 y 2022. Urge una ley temporal que flexibilice la contratación y permita que los empleados puedan trabajar esporádicamente inclusive si eso significa pagarles más por el día trabajado.

Bracale informó que la industria hotelera emplea directamente a 270,000 personas y casi un millón indirectamente, “pero  poco se ha hecho para entender su situación especial”. En ese sentido, los hoteles conjuntamente con las demás actividades turísticas son los más afectados por las disposiciones adoptadas por este y el anterior gobierno. 

“El gobierno tiene la obligación de tomar acción ante esta crisis sin precedentes, que puede llevar a una quiebra generalizada a todo el rubro turístico que representa el 4% del PBI y es la tercera actividad generadora de divisas para el país después de la minería y agricultura”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: