Luna de Miel en República Dominicana

El Ministerio de Turismo de República Dominicana ha preparado un especial sobre los mejores destinos dominicanos para una luna de miel inolvidable:

Punta Cana no sólo es el destino de playa número 1 del Caribe para pasar la luna de miel, sino también el más indicado para combinar diversión y descanso tras el ajetreo de la boda. Famosa por sus lujosos resorts y complejos hoteleros con todo incluido, ofrece maravillas naturales como las cuevas e islas del Parque Nacional Cotubanamá, playas soñadas y una gastronomía fabulosa. Innumerables actividades esperan a los novios: desde practicar buceo y snorkel, paseos en un globo cliente, jugar en los maravillosos campos de golf de renombre mundial y visitar emocionantes parques de aventura donde pueden llenarse de adrenalina deslizándose en tirolesas, simuladores de vuelo, entretenimiento nocturno inolvidable, y mucho más.

Santo Domingo, la ciudad capital del país, es un destino perfecto para combinar con los días de sol y playa. Las parejas encontrarán allí encantadores restaurantes y hoteles, museos, parques, innumerables actividades culturales y un patrimonio histórico único. La Ciudad Colonial, la zona más antigua de Santo Domingo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un lugar mágico e imperdible.

La provincia de Puerto Plata, en la costa norte, cuenta con una amplia oferta cultural, una muy animada vida nocturna y varios pueblos costeros famosos por sus deportes acuáticos, entre ellos Cabarete meca del kitesurf, surf, windsurf y SUP- y Sosúa, con hermosas playas y diversos puntos de buceo. Relajarse en Playa Dorada, hacer barranquismo en las cascadas de los 27 Charcos de Damajagua o snorkel en el paradisíaco Cayo Arena son también excelentes opciones para disfrutar de a dos. Si los novios tienen intereses culturales, disfrutarán de explorar las Ruinas La Isabela, que aún conservan restos del primer hogar de Cristóbal Colón en América, y la Fortaleza San Felipe, que data de 1577.

Sus hermosos paisajes y extraordinarias playas hacen de la Península de Samaná, en la costa noreste, un excelente destino romántico para las parejas. Los novios que disfrutan tanto de la naturaleza como de la historia se sorprenderán con los magníficos manglares y cuevas con arte taíno precolombino del Parque Nacional Los Haitises. Imperdible la excursión a Cayo Levantado, una paradisíaca isla, excelente para bucear y hacer snorkel de a dos en compañía de coloridos peces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: