«Cinco millones de trabajadores del sector turismo habrían quedado sin trabajo, durante pandemia»

La Sociedad Hoteles del Perú (SHP) estimó en unos cinco millones de trabajadores que dejaron de laborar en el sector turismo desde el inicio de la pandemia del Coronavirus y el escaso apoyo gubernamental recibido a la fecha a fin de reactivarlo. Su gerente, Tibisay Monsalve Restrepo, afirmó categóricamente que el turismo se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“El año pasado terminamos muy mal. Tuvimos -70 por ciento de turistas a comparación del 2019 y en lo que va del 2021, no hay turistas debido a las medidas adoptadas por el gobierno”, explicó la ejecutiva. Cabe indicar que en el 2019, el turismo receptivo en nuestro país arañó en divisas 5,000 millones de dólares y convertirse en el tercer sector que atrae mayores recursos económicos a nuestras arcas.     

Monsalve Restrepo manifestó que dichos perjuicios económicos se trasladan al factor humano que “es nuestra preocupación”.

“En el sector hotelero, damos trabajo a más de medio millón de personas de manera directa e indirectamente a más de un millón”, estimó la representante de la Sociedad Hoteles del Perú.

Sin embargo, manifestó que en el sector turismo, en su conjunto, la cifra de desempleados ascendería a unos cinco millones que se han quedado sin ningún sustento diario para seguir viviendo.

“Incluimos a los agentes de viajes, guías oficiales de turismo, artesanos, operadores, transportes turísticos, líneas aéreas y restaurantes, entre otros”, señaló Monsalve Restrepo.

Agregó que se incluye a los proveedores, “desde un señor que vende en un puesto del mercado y que abastece al hotel con verduras, así como las empresas textiles, la papelería y todos los servicios de electricidad, entre otros”.

Reconocer derechos

Al referirse a la Gran Caravana Nacional denominada “Salvemos al Turismo Nacional”, organizada por la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) para el próximo viernes 12, informó que tiene como firme objetivo en que el Estado reconozcan los derechos y reactiven el turismo que se debate entre la vida y la muerte.

“Por ejemplo, esas cuarentenas no son necesarias para aquellos turistas que llegan al país con su prueba negativa y acá, en el Perú, el visitante extranjero se hace otro examen y en seis horas obtienen el resultado. Si sale negativo, el turista puede caminar tranquilamente y ya no habría necesidad de realizar una cuarentena”, sostuvo Monsalve.

Finalmente, pidió a las autoridades gubernamentales a lanzar un duro ataque a la informalidad que tanto daño le hace al turismo.

“El turismo organizado no es contagioso”, sentenció Tibisay Monsalve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: