Huancavelica ya tiene su primera Área de Conservación Regional

El Bosque Nublado Amaru-Huachocolpa-Chihuana es la primera de su categoría reconocida en la región Huancavelica y con la que se reafirma la política de protección de la biodiversidad y patrimonio natural del Perú impulsada bajo el liderazgo del ministro del Ambiente, Rubén Ramírez.

Esta nueva ACR forma parte de una iniciativa promovida por el Gobierno Regional de Huancavelica, en articulación con el Ministerio del Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), que acompañaron y brindaron asesoramiento y asistencia técnica para la elaboración de los respectivos expedientes de creación.

Además, simboliza el respeto a los derechos y disponibilidad de diálogo por parte del Estado con los pueblos indígenas quechuas que fueron involucrados en su establecimiento mediante un proceso de consulta previa que fue desarrollado por el Gobierno Regional de Huancavelica con el apoyo y asesoramiento del Ministerio de Cultura y el Sernanp.

Iniciativa de conservación

Con una extensión de más de 5 mil hectáreas, el ACR Bosque Nublado Amaru-Huachocolpa-Chihuana abarca parte de los territorios de las comunidades campesinas Chihuana y Huachocolpa, ubicadas en el distrito de Huachocolpa de la provincia de Tayacaja. Con su establecimiento se conserva una muestra de la ecorregión de Yungas Peruanas, considerada como una de las más frágiles del país y en la que se protegen los principales bosques nublados de Huancavelica.

Este ecosistema alberga una gran diversidad de orquídeas raras y únicas como la Maxillaria pyhalae, considerada “la orquídea tres veces bandera peruana” por poseer los colores del símbolo patrio en sus pétalos y la Sobralia altíssima conocida como la orquídea más alta del mundo al medir 14 metros y medio. Además, en su ámbito se ha registrado una nueva especie de ave para la ciencia denominada matorralero de anteojos negros (Atlapetes melanops).

Asimismo, brinda importantes servicios ecosistémicos como el abastecimiento de agua mediante la conservación de microcuencas que benefician de manera directa e indirecta a cerca de 82 mil habitantes de la provincia de Tayacaja.

A %d blogueros les gusta esto: