Recibe el Año Nuevo en Brasil

Río de Janeiro tiene la fiesta de fin de año más célebre del país, pero no la única. Así como sucede con el Carnaval, los festejos para despedir el año no se limitan a una sola ciudad, sino que se extienden a lo largo del país y en cada caso con sus tradiciones son espectaculares.  Las más populares, a continuación.

Rio de Janeiro

La Nochevieja más conocida de Brasil atrae a locales y extranjeros la noche del 31 de diciembre a la playa de Copacabana, donde se concentran más de dos millones de personas a disfrutar de una fiesta gratuita, donde la consigna es ir vestido de blanco, con ganas de disfrutar del momento y corear la cuenta regresiva para el 2023. La celebración tiene una fuerte carga simbólica y al contrario de lo que puede pensarse, es bastante pacífica y familiar, con gran despliegue de seguridad y una energía contagiosa. Después del show de fuegos artificiales (que dura unos 10 minutos), las presentaciones musicales se extienden a lo largo de la madrugada con tres escenarios y pantallas gigantes ubicados en distintos puntos de Copacabana. Quienes no desean sumergirse en la multitud cuentan con múltiples opciones de fiestas privadas en hoteles ubicados en la costa, restaurantes y símbolos de la ciudad como el Museo del Mañana, el Jockey Club, el cerro de Pan de Azúcar o el hotel Copacabana Palace. Los precios para una cena con vista al espectáculo de fuegos artificiales y música oscila entre los 120 a los 800 dólares por persona en una fiesta Black Tie. Angra dos Reis, Búzios y Paraty, las ciudades vecinas del litoral fluminense, también tienen fiestas de Reveillon, pero más tranquilas: sus playas son el escape para la agitación de la capital.

Recife

Según estadísticas de la empresa Decolar.com, después de Río de Janeiro, el destino brasileño más demandado para las fiestas de fin de año por parte de turistas locales e internacionales es Recife, la capital del estado de Pernambuco. En Recife, las fiestas de fin de año -con su tradicional show pirotécnico y musical- se llevan a cabo en las playas de Boa Viagem y Pina, en el núcleo urbano de la ciudad, una de las más pujantes del Noreste del país. Allí los ritmos protagonistas son el frevo y maracatú, típicos de Pernambuco, y la capital se prepara anímicamente para su mayor celebración popular que es el Carnaval. Imperdible la visita a Olinda -a siete kilómetros de Boa Viagem- una ciudad histórica y festiva, y en las cercanías de Recife -en la ruta norte, hacia el vecino estado de Alagoas- se encuentra uno de los litorales más hermosos del país, Costa de los Corales, con algunas de las playas más lindas del país.

Florianópolis

La capital el estado de Santa Catarina es una de las ciudades con mejor calidad de vida de Brasil y un polo turístico para los viajeros de países vecinos. Florianópolis retomará su agenda festiva -interrumpida en 2020- y el 31 de diciembre está confirmada la celebración de la fiesta de Reveillon con un espectáculo de fuegos artificiales en la céntrica playa de Beira-mar Norte y en el puente Hercílio Luz, símbolo de la ciudad. Tras la agitación de la fiesta de Año Nuevo, Florianópolis dispone de un centenar de playas (islas incluidas) para disfrutar de los encantos de una ciudad que cuenta con el mayor circuito de senderos urbanos de la región, una gastronomía que rinde tributo a los frutos de mar ,y una excelente infraestructura para los visitantes.

Ilha do Mel, Paraná

Para un Reveillon tranquilo, la localidad playera de Ilha do Mel (a 100 km de Curitiba, capital de Paraná) reúne praderas paradisíacas y semidesiertas y es un destino para quien quiere pasar la llegada del nuevo año en el litoral, en un clima tranquilo. En la isla se reúnen turistas y lugareños para disfrutar de un sencillo espectáculo de fuegos artificiales y las posadas y hoteles suelen ofrecer recuerdos y una cena para los visitantes en un ambiente familiar; la principal concentración se hace en Praia Encantada y Praia Grande. El recorrido hasta la isla -situada en un área de protección ambiental- insume más de dos horas porque incluye un trayecto en ferry; en Ilha do Mel no circulan autos ni motos, apenas bicicletas, y los visitantes no deben olvidar que, ante la naturaleza en su estado puro, el repelente con citronella será indispensable como parte del equipaje.

São Paulo

El litoral paulista también es una opción para pasar la Nochevieja 2023, pero hay que tener paciencia con las eventuales aglomeraciones: la ciudad más poblada de Brasil tiene a poca distancia un litoral hermoso, pero muy demandado por los citadinos.  En la localidad costera de Ubatuba, la plaza de eventos y la playa de Maranduba son los lugares donde se convoca la celebración al ritmo de la música electrónica y el funk son el ritmo del lugar. En Ilhabela, las playas Grande, Portinho, Perequê y Sino organizan espectáculos de fuegos artificiales; ubicada en un área de protección ambiental, Ilhabela es famosa por sus mosquitos: el repelente con citronela debe estar en al bolso de cualquier visitante.

Cómo llegar: Desde Lima hay varios vuelos semanales a diferentes destinos, a través de los centros de conexión aérea de Brasil, como São Paulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: