Inkaterra Cusco resalta el valor de la trucha en su cocina

Se encuentra en la jurisdicción de mayor número de turistas en la región y cuya gastronomía es apreciada tanto por los visitantes nacionales como los extranjeros.

Está ubicado en el Santuario Histórico de Machu Picchu, una de las siete grandes maravillas del mundo que atrae al visitante y que va acompañado por la riqueza de los alimentos para todos los gustos.

El chef corporativo de Inkaterra, Rafael Casin afirmó que la riqueza gastronómica es lo que ofrece los dos restaurantes (Café Inkaterra y MAPI) de la mencionada cadena de hoteles y que están ubicados en Machu Picchu.

Dijo que tras su cierre por la pandemia del COVID – 19, tuvieron que afrontar una reapertura con una serie de medidas sanitarias dispuestas por el Ministerio de Salud acatadas estrictamente por el personal y huésped. “Estuvimos cerrados por espacio de cuatro meses y tras su reapertura, el aforo inicial llegaba solamente al 30 por ciento para luego incrementarse al 50 por ciento”, recordó.

Demanda de ayer y de hoy

Al referirse a la demanda de platos, refirió que antes de la pandemia, el más solicitado era el Lomo Saltado y en la actualidad, los huéspedes piden trucha en sus diferentes variedades.

Casin reveló que los huéspedes, en su gran mayoría de los Estados Unidos, desean probar el lomo saltado, tiradito de trucha como plato de entrada, así como la carne de alpaca a la plancha y la causa como plato de entrada, la trucha a la plancha y el cebiche de trucha con “un toque nikkei”. Recalcó que, en la actualidad, la carta ofrece lo indispensable a raíz de la pandemia.

Sobre los postres, señaló que el arroz con leche y la mazamorra morada son los más solicitados. “Igualmente, los helados de lúcuma (proveniente de Quillabamba) son pedidos por los visitantes”, agregó.

Diferencias

Rafael Casin sostuvo que existen diferencias en los dos restaurantes de la cadena Inkaterra, al presentar sus platos.

“En Café Inkaterra, tenemos una carta más variada y extensa con productos de Lima, local y del Cusco, mientras que, en el MAPI, ofrecemos un buffet asistido en el almuerzo. El viajero puede elegir una gran variedad de platos y definitivamente, el comensal puede repetir”, afirmó.

Casin expresó su confianza que antes que finalice el año, pueda ampliar su carta, pero dependerá el flujo turístico que pueda haber en los siguientes meses. Finalmente, manifestó que las próximas Fiestas Patrias será el termómetro de lo que pueda ocurrir en el segundo semestre del presente año.

Agregó que, en las últimas dos semanas, se notó una mayor presencia de turistas extranjeros en Machu Picchu. “Espero que esa tendencia mejore aún más durante los siguientes cinco o seis meses”, finalizó Rafael Casin.

Dato importante

Inkaterra presentaría para Fiestas Patrias su nuevo plato: Cebiche de Quinua Tricolor con Cushuro del Valle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *