Las Áreas Naturales Protegidas son la base del turismo sostenible

La recreación y el turismo basados ​​en la naturaleza se ha incrementado en los últimos años debido a que tienen un impacto positivo en la salud física y mental, lo que significa para Perú una gran oportunidad para el desarrollo turístico aprovechando sus reservas paisajísticas.

Así lo reveló el estudio sobre “Competencias de gestión turística para el diseño de la experiencia del visitante en áreas naturales protegidas del Perú”, realizado por Sandra Sotomayor, docente investigadora de la USIL; y Nancy Guillen, coordinadora de la Carrera de Administración en Turismo.

La Reserva Nacional de Lachay, Reserva Nacional de Paracas, Reserva Nacional de Tambopata, Parque Nacional del Huascarán, Parque Nacional del Manu y el Santuario Nacional de Machu Picchu, fueron las áreas protegidas comprendidas en el estudio.

La investigación evidenció que a pesar de la experiencia positiva que tienen los visitantes, hay competencias que requieren mayor atención, como la negociación con empresas informales, planificación turística para el control del volumen de visitantes, mecanismos de generación de ingresos para favorecer a las comunidades locales, recurso humano turístico y acciones de marketing y promoción para las áreas naturales.

“El turismo es un sector cambiante y da lugar a un proceso constante de adaptación a las necesidades y expectativas de los visitantes. Esperamos que esta investigación ayude a realizar mejoras en el diseño de experiencias turísticas en todos los espacios naturales abiertos al turismo en nuestro país, señaló Nancy Guillen.

Sandra Sotomayor comentó que ninguna investigación ha examinado las implicancias de lograr competencias de gestión turística para el correcto diseño de experiencias turísticas en América Latina, lo cual “es necesario considerando que los diferentes recursos que se pueden encontrar en cada área geográfica del mundo impactan en las experiencias turísticas y perfiles de los visitantes de cada zona”.

Las investigadoras recomendaron explorar a fondo los beneficios de utilizar enfoques como la minería de datos o la inteligencia artificial para determinar inquietudes y necesidades desatendidas de los visitantes actuales y de los visitantes potenciales, a fin de diseñar nuevas experiencias turísticas que generen perspectivas positivas para mejorar la estrategia y las competencias de planificación y operativas necesarias para una buena gestión.

El estudio fue publicado en el “Journal of Ecotourism” de la Editorial Anglosajona Taylor & Francis Group.

El dato:

A nivel mundial, el Perú es uno de los países con mayor diversidad biológica, posee 84 de las 117 zonas de vida reconocidas y 38 tipos de clima que permiten una gran diversidad de especies de flora y fauna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: