Humberto Canale, los vinos más distinguidos de la Patagonia argentina

Más allá de Mendoza existe una zona privilegiada a una hora de distancia donde los inviernos intensos, los veranos frescos permiten obtener vinos con una armónica combinación entre azúcares, acidez y una gran cantidad de aromas. Sumado a la maduración lenta y prolongada de las uvas con alturas que bordean entre 300 a 500 metros sobre el nivel del mar, dotan los vinos patagónicos de un refinado sabor, de una intensidad aromática sin igual, de una pureza del ambiente y de una personalidad, que da cuenta de la región patagónica como la región más austral del planeta para el desarrollo de la industria vitivinícola. Uno de sus protagonistas más destacados es Horacio Bibiloni, líder del equipo enológico de la reconocida bodega de la Patagonia Argentina «Humberto Canale», quien estuvo de visita en Lima para presentar sus galardonados vinos y trasmitir aquellas cualidades distintivas del vino de dicha región en conjunto a su socio estratégico el Grupo Tabernero.

«Las características climáticas de la Patagonia son diferentes de otras regiones vitivinícolas del país. La diferencia de la temperatura entre el día y la noche, las bajas incidencias de lluvia, los vientos frente a las características del suelo van dándole a la producción de vino algo especial. Y si a esas características propias del alto suelo de rio negro (terruño nuestro) le sumas como somos como bodega, dan como resultado vinos con identidad propia, vinos únicos. Hoy esa diferenciación es una ventaja muy grande para el consumidor, porque puede tener diferentes opciones en función del momento o de lo que quieran comer. Por ejemplo el Old Vineyard Riesling va perfecto con su ceviche por las características del vino y esa acidez combina muy bien con la acidez del pescado y esa frescura que le da la cebolla con notas de picante.  La Pinot Noir combina con múltiples platos, desde pescados hasta pastas con diferentes salsas. El arroz con pato, por la cantidad de especies y cómo es la carne, con esa estructura un poco gruesa, puede combinar muy bien con nuestro Cabernet Franc Humberto Canale Gran Reserva», comenta Horacio.

Humberto Canale fue fundada en el año 1909, pionero y principal impulsor de la viticultura en la provincia y en la región del Alto Río Negro. Son más de 110 años de historia de la bodega centenaria más antigua y respetada de la región. «Nuestros vinos representan el carácter patagónico en esencia. De perfil elegante, fresco, complejo y amable a la vez. Están en Perú con un portafolio completo y de precios para todos los segmentos y momentos», comenta el experto. Líneas de entrada, gama media y alta sorprenden con Black River, Íntimo, Humberto Canale Estate, Humberto Canale Gran Reserva y Barzi Blend de Familia. Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Petit Verdot, Pinot Noir, Riesling, Sauvignon Blanc, y Semillón presentes en mono varietales y blends que hoy han logrado un posicionamiento como referente destacado de la Patagonia argentina en el Perú y en el mundo. La calidad y consistencia a lo largo del tiempo han sido factores indispensables para conquistar mercados internacionales. Su tradición centenaria se consolida elaborando vinos Premium de calidad internacional que se exportan a más de veintiséis países de Norte América, Europa, Latinoamérica, Asia y Oceanía.

Guillermo Barzi Canale es hoy el alma de la bodega más antigua y más importante de la Patagonia. El reencarna el sueño de su tío abuelo, Humberto Canale, el fundador de esta centenaria empresa.
Patagonia es su lugar de vida, donde están sus raíces, valores y concepto de familia. A través de sus vinos reflejan quienes son, el presente de cinco generaciones elaborando vinos de alta calidad en la región del Alto Valle de Río Negro. «Creo que mucho de lo que yo puedo manifestar con palabras e imágenes es diferente a vivir la experiencia en la Patagonia. En la bodega hemos implementado ‘Patagonia Wine Trip’. Son tres días para tener la experiencia de conocer la bodega, hacer degustaciones, visitar viñedos, el rio negro, el valle de la luna. En resumen, experimentar como es la ruta Patagónica. Un lugar de mucha hermosura y de vinos únicos que vale la pena visitar. Quedan cordialmente invitados y si no es pronto, descubre las maravillas de la Patagonia Argentina a través de una copa de vino», finaliza el enólogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: