Verano en Bariloche, una interesante opción entre playa y montaña

Tras una temporada invernal récord en el 2019, los colores del verano ya se apoderaron de Bariloche para disfrutarla al máximo. Aunque la ciudad se caracteriza por tener el centro de esquí más grande de Sudamérica, hay mucho por conocer cuando la nieve se retira. Paseos en playas, lagos majestuosos, oferta gastronómica y excursiones para todos los perfiles, Bariloche ya está listo para su temporada de verano.

La ciudad conjuga la perfecta combinación entre playa y montaña. Por ejemplo, el lago Nahuel Huapi ofrece un increíble escenario para relajarse. Su intenso color azul, sus islas y el paisaje majestuoso lo convierten en uno de los mejores atractivos del sur argentino.

Para el turista veraniego, la ciudad también ofrece la playa Melipal o Playa Bonita, que en sus cercanías tiene bares, restaurantes, y servicios para los más aventureros como alquiler de kayak y equipos de buceo.

El circuito que forman las playas, con senderos para trekking, bicicletas y espacios gastronómicos, son algunos de los motivos que convierten a Bariloche en uno de los destinos más elegidos tanto en invierno como en verano.

Tour de playas en la montaña

Uno de los principales atractivos es el tour de playas en la montaña. Este comienza en la tradicional Playa Bonita, en el kilómetro siete de Bustillo. Ideal para pasar un día entero: baños, bar, restaurant y seguridad. Además, es considerado la playa favorita de los barilochenses por sus pequeñas piedras y arenilla, abundante sol, buena música, y la Isla Huemul de frente.

La segunda parada es Bahía Serena, en el kilómetro 12 de la misma avenida. Más tranquila y familiar, perfecta para los chicos. Se caracteriza por ser una bahía con agua más cálida y arena fina.

Para quienes prefieran permanecer en la zona del centro de Bariloche, pueden disfrutar de la playa del Bicentenario o la que está frente al Centro Cívico. Ambas con amplio espacio y guardavidas.

Paseos y excursiones

Se pueden realizar excursiones para conocer y disfrutar de los lagos, ríos, montañas y la estepa de Bariloche. Opta por actividades lacustres como: navegar el Nahuel Huapi hasta llegar a la Isla Victoria y el Bosque de los Arrayanes. Además, se podrá zarpar del Puerto Pañuelos y recorrer el lago hasta el Puerto Blest y la Cascada de los Cántaros.

Otra gran alternativa es navegar el cruce andino que une a Argentina y Chile, recorrer el Brazo Tristeza y la cascada del Arroyo Frey -profundo fiordo glaciario al sureste del lago-.

Una propuesta de paseo son los centros de cabalgatas, ideales para travesías de mediodía o día entero con baqueanos expertos. Para un poco más de adrenalina y emociones, se puede hacer rafting con diferentes grados de dificultad durante todo el día.

Los sabores patagónicos son otro atractivo de la región. La zona cuenta con gran variedad de cervecerías artesanales, que se prestan para terminar la jornada de una manera relajada. Además, el cordero patagónico y la trucha son los imperdibles en la Patagonia. Los chefs locales preparan una variedad exquisita de recetas con estos dos productos típicos de la región.

Beneficios para los peruanos

Los turistas extranjeros tienen un plus en su visita a Bariloche, que es la exención del IVA en alojamiento con pagos de tarjetas emitidas en el exterior. Además, el tipo de cambio actual de la Argentina es muy favorable para los extranjeros.

Foto: Chiwi Giambirtone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: